Si analizamos la evolución de las formas de venta en general, coincidiremos en que cada vez las nuevas tecnologías están facilitando la adquisición de cualquier tipo de producto. Solemos preferir la comodidad de ver las cosas desde casa, con calma y sin las presiones que un comercial pueda ejercer sobre nuestra decisión.

En el mercado inmobiliario la evolución ha ido más allá. El cliente ya no solo busca la comodidad de ver una promoción desde su PC, móvil o tablet. Ya no le basta con un plano, quiere saber cómo será su futura casa, incluso quiere poder entrar y comprobar ver qué sensaciones le produce. Es una nueva experiencia de compra que además facilita mucho la comprensión de los espacios y la toma de decisiones por parte del comprador.

No hace mucho sólo podíamos ofrecer unos planos y alguna infografía. Pero lo cierto es que esa documentación a muchos compradores les era meramente orientativa, y no pocas veces había compradores que hasta el mismo día de entrega de llaves no sabían la orientación que tenía su salón, o qué vistas iba a tener desde los dormitorios… así como la idea real de los espacios.

Las nuevas herramientas de visualización arquitectónica, que en eA Virtual llevamos tiempo desarrollando, pasan por imágenes 360, recorridos virtuales, aplicaciones para móviles, tablets y gafas de realidad virtual. Con ello logramos que el futuro comprador se sienta dentro de la vivienda, y no solo comprenda los espacios, sino que los “viva”. Sentir cómo será cenar en esa terraza, si el mueble que tienes pensado encaja en el dormitorio y poder ver cada esquina y no solo lo que un publicitario quiere mostrar.

Y vamos más allá: Facilitando de forma interactiva la elección de opcionales en acabados, labor que suele ser costosa por parte de las promotoras ya que a un propietario le cuesta imaginar cómo quedará un alicatado u otro, o un tono de pintura, tarima, etc.

 

Y todo esto con la comodidad de recibirlo en un archivo .html que la promotora inmobiliaria colgará en 5 min en su web y a la que todos los potenciales compradores podrán acceder fácilmente desde cualquier dispositivo.

Definitivamente, la arquitectura virtual ha llegado para quedarse, ya no hay vuelta atrás. Bienvenidos al futuro.